Energía Solar – Fotovoltaica

Inicio > Servicios

Servicios

Contáctanos

Energía solar térmica

Disfruta de agua caliente abundante mientras reduces tus facturas de la luz.

La energía solar térmica es una solución eficiente y sostenible para la producción de agua caliente sanitaria y calefacción con suelo radiante. Esta tecnología aprovecha la energía del sol para calentar el agua, reduciendo así la dependencia de los combustibles fósiles y disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ahorro a Largo Plazo

Reducción significativa de los costos energéticos a largo plazo.

Reducción de Costes Energéticos

Disminuye la dependencia de fuentes convencionales de energía.

Retorno de la Inversión

A pesar de la inversión inicial, se traduce en ahorros económicos a largo plazo.

Estabilidad de Precios

Evita el impacto de los aumentos de precios en los suministros energéticos.

paneles solares

Utilización de la Energía Solar Térmica

El sistema de calefacción con suelo radiante es una opción cada vez más popular debido a su eficiencia y confort. Este sistema utiliza el agua calentada por la energía solar térmica para calentar el suelo de la vivienda, proporcionando un calor uniforme y agradable.

La energía solar térmica utiliza paneles solares para absorber la radiación solar y calentar un fluido que luego se utiliza para calentar agua. Este fluido caliente circula a través de un intercambiador de calor, transfiriendo su calor al agua que se utilizará para fines domésticos o industriales.

Los ahorros en las facturas de energía pueden variar dependiendo del tamaño y la eficiencia del sistema, así como de los patrones de uso de energía del hogar o negocio. Sin embargo, en general, se espera que los sistemas de energía solar térmica reduzcan significativamente los costos de calefacción de agua a lo largo del tiempo.

La energía solar térmica se utiliza específicamente para calentar agua mediante la captación de la radiación solar, mientras que la energía solar fotovoltaica convierte la luz solar en electricidad. Ambas tecnologías aprovechan la energía del sol, pero tienen aplicaciones y sistemas diferentes.

¿Qué es la energía solar térmica?

La energía solar térmica es una solución eficiente y sostenible para la producción de agua caliente sanitaria y calefacción con suelo radiante. Esta tecnología aprovecha la energía del sol para calentar el agua, reduciendo así la dependencia de los combustibles fósiles y disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Beneficios de la energía solar térmica

  • Ahorro a largo plazo: Una vez instalado el sistema solar térmico, el calor del sol se convierte en la fuente principal de energía para calentar agua y espacios, lo que puede reducir significativamente los costos energéticos a largo plazo.
  • Reducción de costes energéticos: Los sistemas de energía solar térmica permiten disminuir la dependencia de fuentes de energía convencionales, como la electricidad o el gas. Esto se traduce en un ahorro económico sostenible para los usuarios, quienes pueden disfrutar de facturas energéticas más bajas.
  • Retorno de la inversión: Aunque la instalación de un sistema de energía solar térmica puede requerir una inversión inicial, los ahorros en las facturas de energía pueden resultar en un retorno de la inversión a largo plazo.
  • Estabilidad de precios: Al utilizar una fuente de energía gratuita e inagotable como el sol, se evita el impacto de los aumentos de precios en los suministros energéticos.
  • Incentivos y ayudas: En muchos lugares, existen programas de incentivos y ayudas para la instalación de sistemas de energía solar térmica, lo que puede reducir aún más los costes.

¿Cómo se instala un sistema de energía solar térmica?

La implementación de un sistema de energía solar térmica implica una serie de pasos y componentes clave. A continuación, se presenta una visión general del proceso:

  • Selección del Tipo de Colector: Se debe elegir entre colectores planos o de tubos de vacío. Los colectores de tubos de vacío, aunque ocupan menos espacio en el tejado, son más eficientes y se recomiendan especialmente cuando el espacio disponible es limitado.
  • Instalación de los Colectores: Los colectores solares se montan en el tejado o en una superficie expuesta al sol. Pueden conectarse en serie o en paralelo, dependiendo de la disposición del área de captación.
  • Montaje de las válvulas: Se incorporan válvulas de corte en la entrada y salida de la fila de colectores, junto con una válvula de seguridad, una válvula de vaciado y un purgador en la salida. Estos elementos aseguran un funcionamiento seguro y eficiente del sistema.
  • Integración del Intercambiador de Calor: El intercambiador de calor puede ser interno, ubicado dentro del depósito acumulador, o externo. En el segundo caso, se emplea un líquido anticongelante que circula a través de los tubos dentro de los colectores, calentándose mediante la radiación solar.
  • Instalación del Depósito Acumulador: Este depósito almacena el agua caliente generada por el sistema. En caso de que el agua no alcance la temperatura deseada, entra en funcionamiento automáticamente el sistema auxiliar, que proporciona el calor complementario necesario.
  • Implementación del Sistema de Control: Un sistema de control supervisa y regula todo el proceso de manera automatizada, garantizando un funcionamiento eficiente y seguro del sistema en su conjunto.

En resumen, la energía solar térmica no solo es beneficiosa para el medio ambiente, sino que también puede resultar en ahorros económicos significativos a largo plazo.

Utilización de la energía solar térmica

Calefacción con suelo radiante

El sistema de calefacción con suelo radiante es una opción cada vez más popular debido a su eficiencia y confort. Este sistema utiliza el agua calentada por la energía solar térmica para calentar el suelo de la vivienda, proporcionando un calor uniforme y agradable.

Algunas de las ventajas son:

  • Distribución uniforme del calor: El calor se reparte de forma homogénea por el suelo de la estancia y la temperatura no se ve afectada por ningún factor externo, como corrientes de aire.
  • Alta eficiencia: Trabaja a bajas temperaturas, con lo que el rendimiento energético es mayor que con otros sistemas.
  • Ahorro en costes: Aunque la inversión inicial puede ser mayor, el ahorro en facturas energéticas a lo largo del tiempo compensa este desembolso.
  • Independencia eléctrica: Al no depender de la red eléctrica convencional para calentar agua, reduce la dependencia energética, ofreciendo una solución más autónoma y sostenible.

Climatización de piscinas

Además, la energía solar térmica también puede ser utilizada para climatizar piscinas. Las piscinas climatizadas con energía solar permiten disfrutar de la piscina durante todo el año, independientemente de la temperatura exterior.

Las ventajas incluyen:

  • Energía limpia y renovable: Cumple con la normativa existente y es respetuosa con el medio ambiente.
  • Ahorro de energía: Permite disfrutar de la piscina durante todo el año, independientemente de la temperatura exterior, y reduce el consumo energético.
  • Telegestionable: Se puede gestionar a distancia.

Agua caliente sanitaria

 La energía solar térmica es una solución eficiente y sostenible para la producción de agua caliente sanitaria. Las ventajas son:

  • Ahorro de energía: Supone la disminución de gastos en tu factura de luz y gas.
  • Ecológica: No contamina el ambiente y no emite dióxido de carbono.
  • Menor consumo de combustible fósil: Supone un menor consumo de combustible fósil.
  • Subvenciones y ayudas: Existen distintos programas de ayudas y subvenciones para que la instalación no suponga un gran desembolso

En resumen, la energía solar térmica ofrece una solución eficiente y ecológica para el calentamiento de agua, la calefacción de suelos radiantes y la climatización de piscinas. Es una inversión que no sólo beneficia al medio ambiente, sino que también puede resultar en un ahorro significativo en las facturas de energía a largo plazo.

© 2024 Origen Sostenible